Finca Experimental "La Hoya"

En 2003 la EEZA se reestructura como consecuencia de la evolución de sus líneas de investigación. Se forman nuevos Departamentos. Y se hace necesario disponer otra vez de un espacio experimental al aire libre que dé apoyo logístico a esas nuevas líneas de investigación.

El Plan Estratégico 2010-2013 ha contemplado la re-creación de la Finca Experimental La Hoya como una Unidad de Apoyo y Servicio científicamente productiva, y cuya misión se conjugue con la del instituto en su conjunto. Persigue convertirse en un Servicio efectivo, dotado de infraestructuras científico-técnicas que estimulen su utilización por investigadores de la EEZA y del CSIC, nacionales o extranjeros. Para ello dispone de las siguientes facilidades:

Historia


Esta Finca Experimental comienza su andadura en 1950, con la adquisición por parte del CSIC de una parcela de 18 has a la espalda de la Alcazaba. Su objetivo era que los investigadores del entonces Instituto de Aclimatación de Almería dispusieran de una infraestructura donde poder realizar la parte experimental necesaria para el completo desarrollo de sus líneas de investigación. Durante los años 50 y 60 del siglo pasado La Hoya fue cuna de importantes descubrimientos científicos de elevada repercusión socio-económica: Aquí se ensayaron y descubrieron nuevas variedades de maíces híbridos, y de cebada que daban producciones muy superiores a las variedades normales entonces conocidas en la península; se realizaron pruebas con hongos parásitos de gramíneas que posteriormente se demostró tenían propiedades terapéuticas en ganado lanar y vacuno, se alcanzaron importantes resultados estudiando variedades de uvas resistentes a virus, se obtuvieron por primera vez en nuestro país racimos de uva sin pepitas (año 1958), y se ensayaron los primeros cultivos hidropónicos que posteriormente tanta importancia han tenido para el desarrollo socioeconómico de la provincia. Estos son apenas unos ejemplos de la actividad experimental que en aquellos años se desarrollaba en La Hoya y que daban apoyo a las líneas de investigación en ciencias agrarias que dominaban por entontes la actividad científica del instituto.

La transformación del instituto en los años 70 en uno perteneciente al Área de Recursos Naturales tuvo su reflejo en la disminución de la actividad desarrollada en la Finca de la Hoya, hecho que fue aprovechado de una manera muy ventajosa por el Prof. Valverde para hacer al CSIC protagonista de la recuperación de una serie de especies de ungulados norteafricanos en peligro de extinción. Nace el Parque de Rescate de Fauna Sahariana con un objetivo principal: evitar la extinción de especies de grandes ungulados que habitaban el Oeste del Sahara: Gazella dama mhorr, Gazella dorcas neglecta, Gazella cuvieri y Ammotragus lervia sahariensis. Se establecieron entonces Programas de Cría en Cautividad específicos coordinados por personal científico y técnico de la EEZA. La meta de estos Programas es alcanzar, para cada especie, un tamaño de población y una variabilidad genética que asegure su viabilidad futura y permitan realizar proyectos de reintroducción en su hábitat natural, como los ya realizados en áreas naturales de diferentes países del norte de África (e.g., Senegal, Marruecos, Túnez).

Instalaciones

Banco de Recursos Genéticos

Una herramienta importante en la conservación de especies amenazadas son los bancos de recursos genéticos (espermatozoides, óvulos, embriones). La Finca Experimental La Hoya cuenta, desde 2003, con unas nuevas instalaciones que albergan el Banco de Recursos Genéticos (BRG/EEZA) del instituto. Constituye un depósito de material biológico cuya gestión, manejo y estudio tiene como fin ayudar a la conservación de las especies integradas en los Programas de Cría en Cautividad, siendo uno de sus objetivos suministrar material biológico y dar apoyo técnico a proyectos de investigación de interés para la conservación de dichas especies. Para ello cuenta con un Reglamento de Uso a disposición de los grupos de investigación interesados en desarrollar esos proyectos que generan conocimiento científico y cuyos resultados redundan en la conservación de las especies para las que se desarrollan Programas de Cría en Cautividad.

A través del proyecto "Reproducción de Ungulados en Peligro de Extinción, (RUPEX)" en el que participaron investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales, la Universidad de Castilla La Mancha y de la propia EEZA, se han puesto a punto protocolos de congelación de semen para las tres especies de gacelas. Ello ha permitido que el BRG/EEZA cuente en la actualidad con numerosas muestras de semen congelado. El siguiente paso es el desarrollo de técnicas de inseminación artificial que permitan el uso de dichas muestras de semen con fines reproductivos.

En el marco del proyecto RUPEX se ha conseguido el nacimiento en junio de 2005 de la primera gacela nacida en el mundo mediante la técnica de inseminación artificial con semen congelado

Animalarios

Representan fundamentalmente instalaciones para experimentación animal. Aviarios y terrarios al aire libre, que complementan los animalarios de interior que tiene la EEZA en su sede del campus de la Universidad de Almería. En ellos se llevan a cabo experimentos de conducta y fisiología animal. Existen 12 aviarios de 2x2x2 m y un espacio de unos 30 m2 habilitado para la instalación de terrarios.

Invernaderos

Instalaciónes para la realización de experimentos sobre ecología y fisiología vegetal con unas dimensiones aproximadas de 6x5x2m.

Dirección

Ctra. de Sacramento s/n, La Cañada de San Urbano, 04120, Almería (Spain)

Tel: (+34) 950951120 Tel: (+34) 950281045 Fax: (+34) 950277100 ISN: 0*1592 sip: 120000@eeza.csic.es Skype: voip.eeza

Derechos

©2013 Se permite el uso personal de los textos e informaciones contenidos en estas páginas. Se exige, sin embargo, permiso del CSIC para publicarlas en cualquier soporte o para utilizarlas, distribuirlas o incluirlas en otros contextos accesibles a terceras personas.