Noticias
Los antílopes mohor vuelven al Sáhara en libertad

El País - 01/06/2015 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: Un grupo de biólogos españoles colabora con la reintroducción de esta especie, extinguida en la naturaleza

La EEZA abre nuevas líneas de colaboración con Mauritania

Novápolis - 26/03/2015 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: La Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA) ha sellado un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente de Mauritania, que fomentará las relaciones y proyectos científicos encaminados a la preservación de la biodiversidad en el país africano. El acuerdo fue rubricado el pasado lunes, en la sede del centro del CSIC en el campus de la Universidad de Almería, en un encuentro en el que participaron el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible mauritano, Amedi Cámara, y la vicepresidenta adjunta de Internacionalización del CSIC, Paloma Tejedor.

El Ministro de Medio Ambiente de Mauritania visita la Estación Experimental de Zonas Áridas en Almería

Teleprensa Almeria - 26/03/2015 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: La delegación africana estuvo encabezada por el ministro de Medio Ambiente, que estuvo acompañado por Cheikhi El Abd, punto focal del Convenio de Biodiversidad; Mohamed Ould Lhlou, director de Áreas Protegidas y del Litoral; mientras que por la parte española estuvo Miguel Ángel Blasco, Agregado del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) de la embajada de España en Nouakchott. Tras la visita a la EEZA, la delegación se trasladó hasta la Finca Experimental La Hoya donde la delegación Mauritana tuvo ocasión de visitar las instalaciones que acogen los programas de conservación en cautividad de cuatro especies ungulados norteafricanosen peligro de extinción en sus hábitats naturales y que se mantiene en esta finca desde 1971; las cuatro especies animales son: la gacela o antílope mohor (Nanger dama mohor), la gacela dorcas (Gazella dorcas), y la gacela de cuvier o gacela de montaña (Gacella cuvieri) y el arruí sahariano (Ammotragus lervia sahariensis).

Why Do Rock Sparrows Decorate Their Nests?

Scientfic American - 15/01/2015 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: When you read the word ‘communication’, you probably think of language in some form, likely spoken or written. This is because, as humans, we’re obsessed with communicating through language; it’s likely that an hour doesn’t go by in your day when you don’t communicate with someone by phone, email or text. While animals are generally thought to not have language akin to that of humans, there are a plethora of other ways that they communicate with one another. Previously I’ve written about the elaborate courtship displays of bowerbirds and gift-carrying spiders. Decorations, like those on bowerbird’s bowers, are rather attractive to us, but their actual purpose is to signal the prowess of the individual creating them. A recent study by Vicente García-Navas and colleagues found that rock sparrows also use decorations to communicate. Like orb web spiders, the behaviour of making this decoration probably evolved from a behaviour with a very different function. The main purpose of birds’ nests is to hold birds and their offspring, first as eggs and then as chicks. They are often built to keep eggs warm and protect the individuals from bad weather and predators. However, it seems that rock sparrows have taken this a step further. Males and females of this species collect the feathers of other birds (such as jays, raptors, magpies and pigeons) and bring them back to the nest. Here the feathers are displayed conspicuously ‘like hunting trophies’. But why do these birds do this?

Descubren que un ave ‘pinta’ sus propios huevos con bacterias que protegen al embrión

Fundación Descubre - 02/10/2014 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: En un experimento publicado en la revista Journal of Animal Ecology, los científicos, pertenecientes al Grupo de Comportamiento y Ecología Animal de la UGR, al de Sustancias Antagonistas Producidas por Microorganismos (UGR) y al Grupo Ecología Evolutiva, de la Conducta y Conservación de la Estación Experimental de Zonas Áridas (Almería, CSIC), impidieron a varias hembras de abubilla impregnar sus huevos con esta sustancia, que ellas mismas cultivan en el interior de una glándula denominada uropigial.

La abubilla ‘pinta’ sus propios huevos con bacterias que protegen al embrión

Agencia SINC - 02/10/2014 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: Investigadores de la Universidad de Granada y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas han descubierto que las abubillas recubren sus huevos con una secreción que ellas mismas generan, cargada de bacterias mutualistas, que es retenida por una estructura especializada de la cáscara y que aumenta su éxito de eclosión. Hasta la fecha, este comportamiento sólo se ha encontrado en esta especie de ave, y se trata de un mecanismo para proteger sus huevos de infecciones por patógenos.

The Bird That Paints Its Eggs With Bacteria

National Geographic - 02/07/2014 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa: Manuel Martin-Vivaldi and Juan Soler from the University of Granada have been studying the hoopoe’s bacteria for many years. They found that the microbes produce powerful antibiotics, and that hoopoes uses these chemicals to keep feather-eating bacteria from destroying its pristine plumes. Now, they’ve found evidence that these birds use the same bacteria to protect their young before they’re even born. By filming nesting females, they confirmed that the birds actively paint their eggs with their uropygial secretions.

Estudian el cambio climático y la distribución de la vegetación de las zonas áridas andaluzas

Fundación Descubre - 27/06/2014 Ir a fuente de la noticia

Nota de Prensa:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Dirección

Ctra. de Sacramento s/n, La Cañada de San Urbano, 04120, Almería (Spain)

Tel: (+34) 950951120 Tel: (+34) 950281045 Fax: (+34) 950277100 ISN: 0*1592 sip: 120000@eeza.csic.es Skype: voip.eeza

Derechos

©2013 Se permite el uso personal de los textos e informaciones contenidos en estas páginas. Se exige, sin embargo, permiso del CSIC para publicarlas en cualquier soporte o para utilizarlas, distribuirlas o incluirlas en otros contextos accesibles a terceras personas.